Software libre y creación. Entre la reflexión y el diseño gráfico

Irene Soria Guzmán es Licenciada en Diseño y Comunicación Visual por la Escuela Nacional de Artes Plásticas / UNAM. Realizó estudios de comunicación visual en la Universidad de Valencia, España y una estancia de investigación para su tesis de Maestría en la ciudad de Córdoba Argentina bajo la tutela de Lila Pagola.

Colaboró con el Museo de Arte Electrónico Laboratorio Arte Alameda en el área de Servicios Educativos y ha participado en distintos proyectos de difusión como el "Interactivo Documental del Ex Convento de San Diego" y el diseño visual del interactivo "Indicadores de Salud, Chiapas 2007", para la OPS así como el diseño de calcomanías para la conmemoración del 8vo aniversario del Faro de Oriente y el diseño gráfico de la campaña en contra del maltrato infantil "Infancia sin violencia". Desarrolló un tema de investigación titulado: “FLOSS: herramienta para la libre creación visual digital” en donde explora el uso del software libre en el arte y el diseño, así como la apropiación de la “Cultura libre” en el terreno de la creación gráfica digital. Ha ejercido su profesión de diseñadora gráfica usando sólo software libre desde hace un par de años en proyectos como "Preservación de Quelonios A.C.", Faro de Oriente, Instancia de la mujer de la Coordinación de Desarrollo Social de Hidalgo, para la presencia del SLUC en el FLISOL en Córdoba Argentina, para la Red por los Derechos de los niños (REDIM), entre otros.

Abstract
El campo del Diseño Gráfico Digital, ha estado inmerso, desde sus orígenes, en una serie de mitos que ligan el ejercicio profesional de dicha disciplina al uso de una herramienta, de una marca. La idea generalizada de que un Diseñador Gráfico sólo es profesional si domina las herramientas digitales más usadas por el mercado, (hardware y software), representa, desde mi punto de vista, uno de los principales problemas que han llevado a devaluar, al menos en México, esta profesión que puede ser ejercida por cualquiera que posea un equipo de computo y el programa de gráficos más usado.

En esta charla pretendo explorar, de manera no tan científica, algunas razones por las cuales le resulta muy dificil al diseñador gráfico acercarse a conceptos como cultura libre, su temor a la palabra "copia" y por qué su reticencia a usar herramientas fuera de las ya conocidas, que le ha llevado incluso, a despreciar cualquier alternativa a éstas. Todo ello a través de mi propia experiencia como diseñadora gráfica, debatiéndome entre la crítica a mi gremio y el ejercicio de mi propia profesión.

AdjuntoTamaño
PDF icon IreneSoriaEDUSOL2011.pdf1.07 MB
Modalidad: 

Comentarios

Imagen de normalupaca

El diseñador gráfico (en la cultura libre) tiene temor a la palabra "copia", porque existe la pirateria a un nivel de irrespeto a la propiedad intelectual, por ejemplo una creación propia que puede ser compartida con los demás, con la mejor opción de mostrar y poder dar nuevas ideas a otras personas, termina por mostrarse "sin ninguna edición con autor nuevo".

Imagen de pooka

No termino de digerir tu argumento: ¿Por qué la atribución falsa opera contra la cultura libre?.
La atribución es una parte esencial de una obra libre o reservada y el plagio opera igual para un arreglo que para el otro.